MEDITACIÓN SOLSTICIO DE VERANO, auto curación.

MEDITACIÓN SOLSTICIO DE VERANO, auto curación.

Con esta meditación que celebra la vida y la conexión profunda con la naturaleza, tu energía vital se renueva, permitiendo que tu cuerpo recupere su vitalidad intrínseca y su capacidad de auto curación. La llegada del verano se puede definir como "saludable", ya que despierta las energías de la tierra y del hombre, y gracias a sus cálidos y brillantes rayos, el sol infunde alegría. La conexión con el sol y la naturaleza es una gran fuente de armonía. Durante el solsticio de verano, todo en la naturaleza aumenta su energía, las flores florecen en abundancia, los árboles extienden sus ramas y los animales dan a luz y alimentan a sus crías gracias a su abundancia. Déjate atrapar por esta energía, sana cada célula de tu cuerpo y comienza un nuevo día.

Estamos en el solsticio de verano, uno de los días más mágicos del año, donde las dos dimensiones, terrenal y espiritual, parecen fusionarse más que nunca.

La noche del solsticio de verano, la más corta del año, una de las consideradas entre las más mágicas del año, se celebra con antiguos ritos y celebraciones. Rituales que propician ganancias, protección y salud, la vida en general. Los rituales establecidos tienen como objetivo combatir la negatividad y fomentar el éxito de nuevos proyectos y la realización de sueños.

Por lo tanto, propongo esta meditación, que llamé la meditación del solsticio de verano en cuanto ayuda a fusionarse con la energía cósmica del sol.

Recoge y siente este rayo amarillo y cálido, el rayo de la creación, de la conciencia, recuerda la llama que arde en ti, transforma la pasión en fuerza.

El sol ilumina, fortalece y tiene una atracción sin iguales.

Con esta meditación que celebra la vida y la conexión profunda con la naturaleza, tu energía vital se renueva, permitiendo que tu cuerpo recupere su vitalidad intrínseca y su capacidad de auto curación.

Es hora de volver a comunicarnos con nuestro yo interior y escuchar, como lo hicieron nuestros abuelos, a la naturaleza y trascender la materia. Las plantas y los 5 elementos tienen todo lo que el ser humano necesita, honrémoslos. La naturopatía se basa en las enseñanzas del Higienismo, disciplina enseñada por Hipócrates, quien utilizó todos los elementos que ofrece la naturaleza: fitoterapia, hidroterapia, uso de la luz solar, la práctica de ejercicios de respiración y energía para fortalecer el vitalismo (eter).

El vitalismo describe esa nuestra energía intrínseca con la cual nacimos, que es parte del organismo humano y permite a ese mismo de hacer frente a los eventos externos y auto repararse, de aquí la conexión con la energía; es fundamental empeñarse a mantenerla activa, cómo? Una alimentación saludable: fresca, no procesada y no contaminada; actividades y ejercicios que mejoren a nuestro equilibrio psicofísico y permitan deshacernos del stress.

A través de la conexión con la madre naturaleza y el sol, el cuerpo, la mente y el espíritu se vuelven más ligeros, saludables y resistentes.

Después de esta breve meditación te sentirás fuerte y satisfecho… con fuerza, sin embargo, en paz y menos pesado …

Encuentra la conexión con tu conciencia interior y conciencia de ti mismo; además, el sol tiene el poder de traer alegría.

La alegría es la expresión de reconexión e interconexión.

La alegría se manifiesta cuando se completa la integración de un aspecto renegado y rechazado. Volver a estar “juntos”, es decir la unión de la mente, del cuerpo y el espíritu, conduce a un estado de alegría: perdonarse y perdonar, la conciencia de ser uno con lo que nos rodea, traen alegría.

Esta emoción es el motor de la creatividad, de la capacidad de percibir y transformar problemas, deficiencias y obstáculos en recursos y oportunidades.

Por lo tanto, la llegada del verano se puede definir como “saludable”, ya que despierta las energías de la tierra y del hombre, y gracias a sus cálidos y brillantes rayos, el sol infunde alegría. La conexión con el sol y la naturaleza es una gran fuente de armonía.

Durante el solsticio de verano, todo en la naturaleza aumenta su energía, las flores florecen en abundancia, los árboles extienden sus ramas y los animales dan a luz y alimentan a sus crías gracias a su abundancia.

Déjate atrapar por esta energía, sana cada célula de tu cuerpo y comienza un nuevo día.

Finalmente, si quieres coronar la celebración de la naturaleza, te dejo una nota sobre las plantas que puedes recolectar en este momento del año y usar en tu propio ritual para celebrar la llegada del verano y propiciar tu vida en la noche de San Juan. Uno de ellos se llama la hierba de San Juan porque la floración máxima tiene lugar alrededor del 24 de junio, fecha en honor del santo, es el hipérico, también llamado “alehjadiablos”, contra el mal de ojo. Se utiliza en fitoterapia contra la depresión y la tristeza. Otra planta importante que encontramos en esta época del año es la artemisa, ideal para propiciar la fertilidad y es un remedio multiusos, es calmante y con propiedades antinflamatorias. Podemos además nombrar la ruda, el poleo menta, el romero, el perejil, el ajo, la lavanda, la milenrama, el hinojo, la malva, el helecho: hierbas relacionadas con el buen humor, la prosperidad, la eliminación del mal y las negatividades y con múltiples propiedades curativas.

Pronto habrá una sección dedicada por completo a las plantas.

Espero que disfrutes esta breve meditación que puedes practicar 10 minutos cada mañana de verano; recolecta algunas de estas hierbas, sumérgete en un baño de agua floral después de una noche de remojo y finalmente déjalas secar en una rama para dejarlas en la puerta de tu casa.

¡Compártelo en tus redes!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter