¿Qué es la Micoterapia?

La micoterapia (Mike: hongos y theiros: terapia) es una terapia natural que utiliza los hongos como remedios medicinales. En la medicina occidental los hongos medicinales son un recurso reciente, pero existen muchas referencias de sus usos desde la antigüedad.

En el tratado de hierbas medicinales Pen Tsao se encuentra referencia del Reishi como un hongo divino capaz de alargar la vida y de armonizar el equilibrio psico-fisico-

En el Compendio de Materia Médica del galeno Li Shi Zhen (1518-1593) también se nombra el Reishi: «consumido durante un largo tiempo, no cesará la agilidad del cuerpo y los años se alargarán como los de los seres inmortales».

Los egipcios colocaban vasijas con hongos en las tumbas para que ayudasen al difunto en su viaje a la otra vida, además civilizaciones como la griega, romana e hindü lo consideraban un alimento medicinal sagrado. En Asia, hoy en día, se utilizan más de 100 especies de hongos medicinales, tanto que en Japón y China, la micoterapia ha sido aprobada para el tratamiento de cáncer paralelamente a la medicina tradicional desde hace más de 30 años.

Los hongos medicinales son un remedio para nuestra salud porque son muy ricas en principios activos, polisacáridos, aminoácidos esenciales, esteroles, macro elementos, glicoproteínas, terpenoides y proteoglicanos.

Esta variedad de moléculas que poseen hace que puedan emplearse en muchas y diferentes patologías, como prevención o tratamiento.

Los compuestos bioactivos más estudiados y con múltiples evidencias clínicas en la literatura científica son los betaglucanos y los terpenoides.

Los primeros modulan el sistema inmunitario, resultando ser fundamentales en trastornos alérgicos o de inflamación crónica, además que en oncológicas y patologías autoinmunes. Tambien tiene una función hipoglicemiantes (Reducen los niveles de glucosa en sangre).

Por si no fuera suficiente: la fermentación de los beta glucanos no digeribles de los hongos, proporciona una fuente potencial de prebióticos que influyen positivamente en nuestra flora bacteriana intestinal.

Las actividades principales de los terpenoides son: protección de los hepatocitos, y así inhibición de la síntesis y absorción de colesterol y controlan la producción de histamina.

Los hongos medicinales cubren cientos de propiedades terapéuticas, se han comprobado efectos beneficiosos en: Dislipemia, Diabetes, Obesidad, síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular, inflamaciones e infecciones por virus, bacterias y parásitos, asma y alergias y trastornos del humor (ansiedad, depresión, fatiga crónica)

Unos de los más conocidos son:

Reishi: Es el hongo de la eterna juventud. Es un regulado psicoemocional. Es un gran antioxidante y antiinflamatorio natural.

Cordyceps: Es el hongo de la vitalidad. En estados de convalecencia física y mental, es adaptógeno y se emplea para aumentar el tono físico.

Melena de león: se considera un prebiótico natural. Se utiliza en problemas digestivos y problemas neurodegenerativos.

En este caso también es imprescindible seguir las pautas y consejos de un terapeuta experto porque los hongos pueden tener interacciones con otros medicamentos o suplementos, y el tipo y la duración de tratamiento siempre debería ser recomendada por el naturópata o el médico.

¡Compártelo en tus redes!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter