¿Qué es el Potencial de Hidrógeno (pH)?

¿Qué es el Potencial de Hidrógeno (pH)?

El pH tiene mucha importancia en Naturopatia, su medida en orina o saliva: permite evaluar el estado de acidosis, ósea de prevenir el acumulo de toxinas acidas: antes que llegue a su culminación y así crear numerosos trastornos crónicos. El pH es la medida del grado de acidez o alcalinidad de una sustancia o una solución.

El pH o Potencial de Hidrógeno tiene mucha importancia en Naturopatia, su medida en orina o saliva: permite evaluar el estado de acidosis, ósea de prevenir el acumulo de toxinas acidas: antes que llegue a su culminación y así crear numerosos trastornos crónicos.

Con la sigla pH se describe el potencial de hidrógeno o potencial de hidrogeniones, es decir la concentración de iones de hidrógeno presentes en determinadas disoluciones. El pH se mide en una escala de 0 a 14. En esta escala, un valor pH de 7 es neutro; esto significa que la sustancia o solución no es ácida ni alcalina. Un valor pH de menos de 7 significa que es más ácida y un valor del pH de más de 7 significa que es más alcalina. En el campo de la medicina, tener un pH apropiado en la sangre y otros líquidos del cuerpo es importante para el buen funcionamiento del cuerpo.

Nuestra sangre tiende a ser ligeramente básica y oscila entre pH 7.35-7.45. Solo una pequeña variación (de + o – 0.3-0.4) y las consecuencias para la salud serían muy graves. Pero no te asustes porque existen varios mecanismos en el cuerpo que nos protegen de estas variaciones que podrían ser letales, se denominan sistemas de amortiguación y compensan las variaciones de pH en el cuerpo, junto con los riñones y los pulmones.

Estos sistemas de amortiguación intentan mantener la homeostasis (equilibrio) del sistema: para ello utilizan minerales como el calcio y el magnesio que, sin embargo, son fundamentales para los huesos, los músculos, el sistema nervioso y el funcionamiento de los demás órganos. Entonces, cuanto más creamos un desequilibrio ácido-base, más nos arriesgamos a comprometer otros sistemas.

En otras palabras el pH es la medida del grado de acidez o alcalinidad de una sustancia o una solución.

¿Qué es la acidosis? Se trata de un exceso de toxinas acidas, denominadas CRISTALES; en particular se trata de componentes solubles en líquidos que normalmente se excretan principalmente por los riñones, a través de la orina, y si estos se agotan intervienen las glándulas sudoríparas y los pulmones.

Entre los diversos tipos de ácidos, tres son los principales que introducimos con la dieta: ÁCIDO URICO principalmente vinculado a un consumo excesivo de proteínas animales; ÁCIDO OXÁLICO deriva de un exceso de azúcares refinados y de alteraciones de la flora bacteriana intestinal (DISBIOSIS); el ÁCIDO PIRÚVICO que también se deriva de un exceso en la dieta de carbohidratos simples y la consiguiente metabolización incompleta de ellos mismos en energía; ACIDO ACETICO en el vinagre y en la industria alimentaria, el ácido acético se usa como aditivo alimentario con la función de regulador de acidez; está clasificado bajo el código E260.

El stress tiene también poder de acificificar el cuerpo o demasiada actividad deportiva, produciendo ácido láctico en los músculos; todo esto crea acidosis metabólica. Entre las patologías relacionadas con un exceso de cristales mencionamos inflamaciones: reumática, aguda o crónica, causando enfermedades osteoarticulares, la ciática, dolores musculares, artrosis, neuritis y trastornos de personalidad, ataques de ansiedad, eccema seco, conjuntivitis, fragilidad anexos cutáneos, mal aliento, reflujo estomacal, acidez de estómago…donde hay acidez hay enfermedad.

La corrección de la dieta es el requisito previo para reequilibrar un estado de “ACIDOSIS”. Especialmente regular la ingesta de alimentos que la producen: reducir el aporte de carne y carbohidratos es el primer paso a seguir; además de introducir agentes alcalinos como las verduras. Además en el ámbito de las medicinas complementarias y terapias naturales se puede recurrir a suplementos para requilibrar el organismo.

El pH se puede medir con simples tiras para el pH que puedes encontrar en farmacia: si sois sujetos perfectamente sanos y en equilibrio podéis mantener un control por vosotros mismos, actuando una prevención; pero si hay tratamientos farmacológicos en curso y / o padecéis de cualquier trastornos (entre los cuales esos nombrados en la explicación de cuando tenemos un organismo intoxicados) os recomiendo seguir las pautas por un terapeuta y/o medico de medicina integrativa.

¡Compártelo en tus redes!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter