¿Qué es la Iridología?

La iridología es una metodología de análisis que analiza el iris del ojo, tiene como objetivo la valuación de posibles desequilibrios psicofísicos en el organismo humano.

Tal disciplina se remonta a tiempos antiquísimos: los egipcios la utilizaban basándose en principios astrológicos: una frase encontrada en los jeroglíficos afirma “Todo lo que ocurre en el cosmos, se refleja en el hombre. Este reflejo se realiza en todo el cuerpo, y el iris es la parte más adecuada para este reconocimiento”.

En la Edad Media en Europa Phyllipus Meyens publica la obra “Chiromántica médica”, donde describe quizás por primera vez las porciones orgánicas del iris.

Pero se considera el padre de la iridología moderna al médico Ignatz Von Peczely, nacido en Hungría el año 1826. El tuvo el gran mérito de publicar su primera carta irídica en la revista “Homeopatische Monatsblätter”, el año 1886, la cual tenía una estructura similar a las que se utilizan hoy día.

Mas tarde, Nils Liljequist, médico y homeópata sueco, tenía un buen campo donde observar, ya que en los países nórdicos hay una predominancia de los iris azules y las coloraciones podían observarse con mayor claridad y así descubre los signos de envenenamiento en la iris, siguiendo los pasos de Peczly y completó y mejoró su mapa. Publicando en 1893 un tratado sobre las heterocromías del iris, titulado: “Om Oegendiagnosen”, Nils fue el que introdujo la iridología a Estados Unidos y también el fundador de la escuela americana.

Llega el turno de Bernard Jensen, eminente iridólogo y doctor en quiropraxia dentro de la escuela americana. Se trata del autor que más ha publicado sobre iridología y el más conocido en todo el mundo. Uno de sus mayores méritos fue el de establecer la correspondencia de muchos puntos del iris con partes del cuerpo: su mapa iridologica es la más usada y conocida en el mundo.

“Iridology” es su obra maestra donde aparecen multitud de casos clínicos y fotografías.

La investigación iridológica no es invasiva ni dolorosa y se lleva a cabo utilizando un instrumento especial no electro médico, el iridoscopio, que, equipado con una óptica especial, con una lupa y luz especiales permite examinar el iris hasta sus detalles más microscópicos: la trama irídea y los signos correlatos, alteraciones de las fibras, el tipo cromático, manchas, la pupila y el anillo a su alrededor, el anillo externo en el área circular periférica en la eslerotica ocular. Verificando todo estos signos se puede determinar la estructura genotípica y epigenetica (el impacto de las variables externas) del individuo.

Cada mapeo del ojo es único e irrepetible: tal vez algún día el iris se usará como identificación de cada sujeto, ya que realmente es diez veces más seguro que las huellas dactilares. El iris varia su estructura a lo largo de la vida de acuerdo con el estilo de vida de la persona, la dieta, los medicamentos que usa, el entorno en el que vive, por lo que, en vista de una visión holística, el iridólogo a través de la lectura del iris, tendrá sugerencias considerables sobre toda la persona y los diversos factores que han guiado su vida.

Asociando tale lectura a la evaluación de la edad del sujeto, de las características somáticas de su rostro, sus anexos cutáneos y preguntas miradas podrá tener una imagen clara y completa del estado de salud del organismo. 

La  iridología permite averiguar por parte del naturópata la predisposición del cliente de padecer de determinadas alteraciones funcionales u orgánicas; así mismo favorece informaciones sobre: el equilibrio psico-neuro-endocrino, la sobrecarga de toxinas, la capacidad de la persona de eliminarlas, el nivel de estrés, la predisposición al envejecimiento, la debilidad de los órganos y sistemas , el grado de mineralización del cuerpo.

La iridología no es parte de la medicina alopática y académica, porque no se trata de un método diagnóstico y desafortunadamente no se suele utilizar ya que en la visión de la medicina moderna no se tiene en cuenta de la energía vital del paciente, tal como era considerada por el padre de la medicina: Hipócrates que nos hablaba de vitalismo. Como os he explicado muchas veces al revés este mismo es un pilar fundamental de estudio en la medicinas naturales, como en la naturopatia, en la medicina chica tanto como en la ayurvedica.

Hay que evidenciar que sería un error pensar de diagnosticar una enfermedad o diferenciar una patología de otra a través de la iridologia, pero es un instrumento útil en las manos del naturopata tanto como de un médico de medicina general, si lo quisiera, para analizar el cociente energético de la persona y entonces averiguar las posibles causas de un desequilibrio funcional y emocional que puede ser la causa primaria del trastorno en cuestión.

Con este enfoque holistico podemos ayudar al organismo a recuperarse trabajando en el desequilibrio e incentivando su capacidad de auto curación individualizando el tratamiento y/o los consejos terapéuticos.

¡Compártelo en tus redes!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter