Qué son las SALES DE SCHÜSSLER

Qué son las SALES DE SCHÜSSLER

La nutrición es muy importante pero no siempre asimilamos correctamente los micronutrientes, las sales de Schüssler también ayudan en este sentido: se trata de una terapia bioquímica que combinada con una dieta equilibrada promueve el bienestar físico, biológico y psíquico.

Estas sales toman el nombre del médico homeópata alemán Doctor Wilhelm Heinrich Schüssler (1821-1898), su inventor: el afirmó que las células se enferman cuando ya no contienen minerales en las cantidades que necesitan para mantener su buen funcionamiento. Para completar sus estudios, el medico homeópata se dedicó a analizar las cenizas de los cuerpos cremados, descubriendo que en los diferentes tejidos y órganos habían diferentes sales predominantes, así después de leer y profundizar en los registros médicos el historial clínico de los pacientes: postulo que la carencia en micro dosis de una dada sal se relacionaba con los trastornos sufrido en vida por el fallecido; individuo así 12 sales principales.

La sal en general en química orgánica es un compuesto formado por una base (compuesto alcalino) y un ácido que en agua se funden por dar la sal. Las sales de shussler se componen por Ca, Fe, K, Mg, Si y F; P; Cl; S.

Fu objetado a Schüssler la concentración de las sales es tan baja que es prácticamente inútil con el propósito de una posible integración de carencia macro molecular de los minerales: pero el medico homeópata contestó que ellas no son útiles para compensar las deficiencias de sales a nivel ponderal, sino que se utilizan para enviar información a las células del cuerpo para ayudarles a remediar los desequilibrios micro moleculares que pueden ocurrir, dando lugar a dolencias y enfermedades.

La enfermedad viene vista como una dificultad del organismo a asimilar, trasportar y utilizar los elementos vitales esenciales para reparar y mantener íntegros órganos y tejidos.

La nutrición es muy importante pero no siempre asimilamos correctamente los micronutrientes, las sales de Schüssler también ayudan en este sentido: se trata de una terapia bioquímica que combinada con una dieta equilibrada promueve el bienestar físico, biológico y psíquico.

Las sales de Schüssler no se pueden definir “homeopáticos”: se diluyen y se dinamizan homeopáticamente, pero no siguen la regla del simillimum, la dilución simplemente le permite ingresar a la sangre mejor y actuar más rápido. Por lo tanto no son empleadas meramente por homeópatas, si no que pueden ser recomendadas por un naturópata, médico general o farmacéutico.

La elección de la sal más apropiada no solo está relacionada con el síntoma que ocurre, sino que el diagnóstico para el reconocimiento de deficiencias en sales minerales se puede hacer de acuerdo con el método visual, lectura constitucional o mediante kinesiología u otras técnicas empleadas por el terapeuta.

¡Compártelo en tus redes!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter